Información

¿Cómo elegir el material de mi portal?

¿Cómo elegir el material de mi portal?

Elegir el tipo de material para una puerta dependerá del uso que pretenda hacer de ella. ¿Desea instalar un portal para su seguridad? Para la decoración? Estos son nuestros consejos para tomar la decisión correcta. Encuentre más artículos sobre el tema: Cotizaciones de trabajo para una instalación de portal

La puerta de PVC o la puerta de madera.

Al principio, puede optar por la puerta de PVC, que es bastante simple de usar y fácil de mantener. Ultra resistente, no se deteriora con el tiempo y las estaciones. Además, el PVC es un material totalmente reciclable. En un segundo paso, puede elegir entre dos tipos de ensamblaje de PVC, el marco expuesto o el marco integrado. Uno se ensambla en un marco de aluminio y el otro cubre el marco de aluminio asegurando una cierta rigidez. Natural, sostenible y ecológica, la madera se utiliza cada vez más en muebles para el hogar. Instalar una puerta de madera le asegurará una gran resistencia a posibles golpes externos. Todas las puertas de madera se ensamblan con espigas con aristas y mortajas. La madera combina bien con todo tipo de casas, sea cual sea la temporada.

Puertas de aluminio o hierro.

El aluminio tiene la particularidad de ser un material que no se deteriora y que es muy resistente a la intemperie y a la corrosión. Hay dos tipos de ensamblaje para la puerta de aluminio, el soldado que resulta ser el más económico y el modelo ensamblado mecánicamente. Desde el punto de vista de la estética y la robustez, la puerta ensamblada mecánicamente gana. También puede optar por instalar una puerta de hierro, un material realmente muy resistente que garantiza una alta seguridad. Es ampliamente utilizado debido a su aspecto clásico, adaptándose tanto a la ciudad como al campo.

Un material, un precio

El precio de una puerta dependerá no solo de su sistema de apertura, sino obviamente del tipo de material utilizado. Por lo tanto, dependiendo de las características del material, el precio variará. Su elección de material dependerá de su presupuesto, el diseño esperado y el mantenimiento que se requerirá. Para un modelo de PVC deslizante, debe contar entre 700 y 2500 euros. Si prefiere una puerta batiente, necesitará un presupuesto de entre 200 y 2000 euros. Para una puerta corredera de madera, permita entre 800 y 3000 euros y entre 450 y 3000 euros para la puerta con hojas. Con respecto a la puerta de aluminio, espere una factura que oscila entre 1000 y 3000 euros para las puertas correderas y de 350 a 3000 euros con hojas. Finalmente, si opta por la puerta de hierro, su factura de compra representará un costo mínimo de 800 euros para la puerta corredera y hasta 3000 euros para la puerta abatible.